miércoles, 8 de febrero de 2012

RummyKub

Foto de Ackmondual BGG
El domingo pasado estuvieron en casa Patricia y Stefan y entre otros echamos una partida al RummyKub, juego diseñado por Ephraim Hertzano en 1977, del que hay tropecientasmil ediciones diferentes. La mía es la editada por Aquamarine Games y el juego viene en una preciosa caja de madera color caoba. Las ficha son de muy buena calidad, nada de plástico barato, más bien tipo dominó del abuelo. Los atriles para éstas también son de madera del mismo color, vamos que desprende clase por todos los lados.  Con respecto al juego decir que es muy sencillo y adictivo. Yo lo conocí gracias a mis padres. Les veía todos los fines de semana enganchados con unos amigos jugando partidas sin parar, con caras de viciosos y como si estuvieran devanándose los sesos. Fuerte mojón de juego- pensaba yo, dejándome llevar por mi snobismo lúdico- eso no es un juego de mesa.... El caso es que después de verlos echar una partida tras otra (apostando céntimo el punto), me pico la curiosidad y un dia le pedí a mi madre que nos enseñara a jugar a mi y mi mujer. Sólo una partida y nos engachamos de mala manera. El juego no es gran cosa, no sigue estrategias y el azar es bastante determinante, pero aun así engancha y una vez sale a mesa te vez inconscientemente arrastrado a jugar más de una partida.
El juego consta de 106 fichas. 104 de esas fichas están numeradas del 1 al 13 y viene en cuatro colores difentes: azul, negro, amarillo y rojo. Hay dos series completas de cada color y además dos cómodines.

Foto de Trashgamelover BGG.
En cuanto a la reglas son bastante sencillitas. Al principio de la partida se mezclan todas las fichas boca abajo y se reparten 14 a cada jugador. El objetivo es ser el primero en descartarse de todas. El turno de un jugador se resume en: o bajas ficha o pasas y coges una ficha de la reserva, más simple que el mecanismo de un botijo. Básicamente las fichas se juegan formando trios de colores diferentes (3 rojo, 3 amarillo, 3 azul), o escaleras del mismo color compuestas por un mínimo de tres fichas (1,2,3 azul). Simple verdad, pues no es tan fácil como parece. Para empezar y para poder sacar ficha por primera vez a mesa, lo tienes que hacer con una combinación cuyo valor (suma del valor de las fichas jugadas) sea igual 30. Para ello puedes bajar uno o varios tríos; una o varias escaleras;  o un trío y una escalera, el caso es que el valor total del mismo sea 30 o más. Una vez que ya has "abierto" empieza lo divertido y es que puede modificar añadiendo y quitando fichas a las combinaciones que hay en mesa para poder bajar una tuya desde el atril. Por ejemplo: tengo un tres rojo en mi atril y en la mesa hay una escalera 1,2,3,4,5 de color rojo. Para baja mi ficha, separo el 3,4,5 rojo (escalera mínima) del 1 y el dos y a estos le añado mi 3 rojo. Los comodines pueden ser usado como una ficha de cualquier valor y color.
El juego me encanta. Me parece sencillo y muy entrenido y aunque no lo parezca en ocasiones te consumes elaborando combinaciones de lo más complejo para bajar tus fichas. Tiene su toque de complejidad. El azar es determinante, tanto que una mala mano puede conseguir que la partida ser termine sin que logres bajar una sola ficha a mesa, que fue lo que le pasó a Goretti en dos de las tres partidas que jugamos el domingo, pero no suele ser lo habitual. Suele gustar mucho y es ideal para no jugones o para echar entre juegos.

Goretti no logró baja ficha.


Puedes añadir una cuarta ficha a un trío.



Edición de Aquamarine Games.


























































10 comentarios:

  1. Parece que no aprendes, no te metas con la mano que te da de comer o dormiras en el sofá. Vitolo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menos mal que sólo lo lee de vez en cuando que si no... Gracias por pasarte Vitolo!!!

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Pues sí Rayo, un juegazo. Muchas veces lo más sencillo es lo que más divierte. Un saludo y gracias por pasar!!!

      Eliminar
  3. Curiosamente, la primera vez que jugué al rummikub pensé como tú, que era un juego solo para niños... Pero nos pegamos todo un fin de semana unos cuantos super enviciados y picados a más no poder!!! Eso sí, la edición a la que jugué era muchísimo más cutre que esa belleza que posees.

    PD: Goretti en la foto tiene mucho juego por hacer, con un poco de suerte no quedó la última!! Aunque viendo tu cara, Isra...

    Un abrazo, Antoine.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fíjate que no sabía que le dabas al Rummy....por cierto, tengo algo para ti en mi casa, a ver si te lo doy. Un saludo

      Eliminar
  4. Me encanta buscar las combinaciones y marear mentalmente los número una y otra vez.

    Esta desde la edición pobre hasta la super coleccionista.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Calla, calla que hay gente le da al AP en este juego que no veas. Un saludo

      Eliminar
  5. El juego me pareció ligeramente interesante hasta que un día terminé una partida sin poner una ficha en mesa. Ese día, el juego pasó al número 177 de mis preferencias...

    ResponderEliminar
  6. me alegro que hagas esta reseña! a mi me gusta mucho el rummy. Es sencillo... pero no es facil ganar, entre el azar y la vista que tengas para hacer combinaciones.
    Yo me flipo mucho y empiezo a pensar qué poner y en separarlas todas... y siempre me falta alguna ficha para la gran jugada maestra..!
    un saludo!

    ResponderEliminar